La cuna de Genting en medio de la selva, sobre las nubes

El Genting Group es, hoy en día, un conglomerado multinacional que abarca negocios hoteleros, agrícolas, inmobiliarios, energéticos y de biotecnología.

Los aficionados a los juegos de casino lo conocen especialmente por su importante presencia en el Reino Unido, donde gestiona más de 40 locales de juego, o por sus recién estrenados casinos de Las Vegas, New York o Bahamas.

El germen de este emporio reposa en la cumbre del monte Gunung Ulu Kali, a 1.800 metros sobre el nivel del mar. El Resorts World Genting, primero de su nombre -ahora todos los proyectos hoteleros de la empresa se llaman Resorts World-, contiene el mayor hotel del mundo y, además, uno de los casinos situados a mayor altitud del planeta.

El origen de la corporación es malayo. Su fundador, Tan Sri Lim Goh Tong, nació en China, en 1918. Se crió en un pueblo de la provincia de Fujian. Con 19 años emigró a Malasia y entró a trabajar en la carpintería de su tío. Allí adquirió un par de años de experiencia en construcción y finalizó su primer proyecto, una escuela. Su idea era regresar a China, pero la Segunda Guerra Mundial echó por tierra su plan.

Vivió la ocupación japonesa, que le obligó a buscar trabajo como granjero, pero pronto pasó a comerciar con chatarra y maquinaria usada. Tras la liberación, la demanda de maquinaria de construcción creció desproporcionadamente, y Lim pudo adquirir el capital necesario para financiar una empresa constructora que se especializó en obra pública, como sistemas de riego, presas y otros desarrollos energéticos.

Una reunión de trabajo, relacionada con la construcción de una planta hidroeléctrica, le llevó a visitar un hotel en las montañas. Era 1963 y la economía de Malasia estaba creciendo a buen ritmo. Lim tuvo la impresión de que podría haber mucha demanda local para un destino de montaña, pero no existía nada similar cerca de la capital, Kuala Lumpur. Lo iba a construir él.

La autobiografía de Lim Goh Tong detalla la epopeya en que se convirtió el proyecto. Acompañado por varios ingenieros, se adentró en la selva que rodea la capital para encontrar el lugar adecuado para construir.

“Avanzamos a duras penas a través de densas junglas, subimos muchas montañas empinadas y cruzamos numerosos arroyos antes de alcanzar la cumbre del Ulu Kali. Pero allí me enamoré de pies a cabeza de esta naturaleza salvaje y virgen, y juré transformarlo en mi resort soñado”.

Lim creó la compañía Genting y dejó que absorbiera todo su tiempo y recursos, incluidas las reservas financieras de su negocio original. Todo se empleó en adquirir 14.000 acres de tierra y en acometer la hercúlea tarea de construir una carretera de acceso entre la ciudad y la cima del Ulu Kali. Costó cuatro años terminarla.

Los responsables del gobierno malayo fueron invitados a poner la primera piedra del primer hotel del resort en 1969, señal de que se daba por completada la carretera. Asombrados por el arrojo de Genting, viendo los 50 kilómetros de carretera que trazó en medio de la más espesas de las junglas y para la que no reclamó ningún tipo de ayuda pública, decidieron que merecía un premio que le ayudara a acelerar la financiación del proyecto.

El acicate que le ofrecieron a Lim fue una licencia de juego, abriendo así las puertas de la industria del juego al señor Goh Tong e iniciando la dinastía de casinos de la marca.

El Resorts World Genting es la joya de la corona de la empresa. Tras muchas expansiones, cuenta ahora con siete complejos hoteleros esparcidos por la montaña y el valle. El First World Hotel, reconocible en la fotografía por la atrevida y colorida pintura de su fachada, se convirtió en 2006 en el mayor hotel del mundo, acabando con la década y media de reinado del MGM Grand de Las Vegas.

Sheldon Adelson superó el número de habitaciones del First World en 2008 en su Venetian del Strip, pero Genting construyó una tercera torre y recuperó la primera plaza en tan peculiar lista. Aún la mantiene, desde 2008.

Sus dos casinos, el Genting y el SkyCasino, son sin duda los casinos concebidos a mayor diferencia de altura de su entorno. No son los más altos del mundo porque esa distinción le corresponde al Millwood Casino de Colorado, a 2.923 metros sobre el nivel del mar, pero es que el promedio del estado supera los 2.000. Kuala Lumpur apenas se eleva sobre la cercana costa, unos 60 metros.

No dejan de ser curiosidades que no hacen sino agrandar la leyenda de un destino turístico que resultó ser los cimientos de uno de los gigantes planetarios de la industria del juego.

Estamos encantados de leer tus comentarios

    Dejanos tu comentario

Deja un comentario

elcasinodeAS.com